Aprendizaje, base para regenerar neuronas

Luis Tovar y Romo, investigador del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, resaltó la importancia de la lectura, el aprendizaje de idiomas, hacer ejercicio físico y escuchar música, pero también “despegarse un poco del teléfono y de otros dispositivos electrónicos para estimular el cerebro, el órgano que nos hace humanos, nos permite procesar datos y tener conciencia de nosotros mismos en un nivel superior al de todas las especies.

El neurocirujano Tovar y Romo, explicó ¿Qué pasa cuando las neuronas se mueren?, en la Semana del Cerebro 2018, donde explicó que cuando las células nerviosas se comunican unas con otras, permite generar ideas, conceptos, almacenar memorias y llevar a cabo procesos autonómicos, como la respiración.

El experto subrayó que esas células “no son inmortales, sino susceptibles a diversos daños, y cuando mueren muchas, en regiones particulares o en poblaciones selectivas, hay consecuencias muy graves” para la vida de esa persona.

Tovar y Romo expuso que por años se pensó que un cerebro humano adulto tenía un número determinado de neuronas, y una vez que morían ya no se generaban más, pero hace unos 20 años surgió el concepto de neurogénesis, que sostiene la capacidad de ese órgano de crear nuevas, pero es una idea que aún no se confirma y sigue en debate.

Asimismo, mencionó el proyecto del Conectoma, en Estados Unidos, que pretende conocer cuáles son las conexiones de unas neuronas con otras dentro del cerebro. Esto producirá información importante, pues hasta hoy se han inferido las funciones de cada región cerebral mediante sus lesiones.

La especificidad de esas células depende de la región en donde se ubiquen, y si son dañadas se generarán ciertas patologías o se perderán funciones, como ocurre en el caso de las enfermedades de Alzheimer, Parkinson o Huntington.