Compañía de teatro, concientiza niños

Ana Luisa Alfaro, quien cuenta con mas de 30 años de experiencia en el teatro hace tres años decidió explorar el mundo del teatro infantil y los títeres para rescatar la inocencia de los niños.

Sorprendida de que los niños acepten hacer Bullying y sufrir de depresión, en 2012 decidió consolidar Teatriciclo, una compañía de teatro que literalmente viaja en bicicleta y transporta su teatro no en cajas sobre el mismo vehículo de dos ruedas, el cual frente al público se construye, comenzando ahí el efecto místico y de complicidad que produce el Teatro.

“Nos preocupaba la violencia, los niños no salen a la calle a jugar, ven violencia en la televisión, mucha agresión y los niños de hoy quieren ser delincuentes”, platicó.

“En una comunidad cercana a Cuernavaca la violencia esta terrible, cada fin de semana vamos a dar talleres y cursos porque los niños quieren ser narcos”, agregó.

Con el espectáculo El Estanquillo, que reúne dos cuentos busca además de entretener, echar a volar la imaginación de niños y grandes, que gracias al talento de titiriteros como Martín Becerra, Merced ‘Lobo’ García y la actriz Abril Pinedo transportan al público hará el Estanquillo, un negocio de revistas, periódicos y libros muy curioso.

Por su parte Martín Becerra, quien desde hace unos años realiza la labor de titiritero relató que es una labor muy complicada pero sumamente gratificante, ya que ‘encontrar el modo para trasmitir emociones a través de tu mano y sólo con el tono de tu voz no es fácil. Pero cuando vez que los niños y grandes entran en ese mismo lenguaje y complicidad todo esfuerzo vale la pena, incluso los calambres por estar con los bazos extendidos por una hora’, compartió.

Merced García, otro actor titiritero reiteró que no es nada sencillo dar voz a distintos personajes a través de dicha técnica, y menos en medio de la era digital; sin embargo es muy enriquecedor al ver las reacciones de los asistentes. Del 7 de marzo al 12 de abril se presentará el espectáculo infantil en el Foro el Bicho en la Colonia Roma.

 

Dejar respuesta