Didi, el «uber» Chino ya opera en México

La firma china de viajes Didi Chuxing comenzó el lunes a ofrecer su servicio en México, informó la compañía.

El lanzamiento en México marca la primera vez que Didi lleva su servicio fuera de Asia, y arranca una batalla potencialmente costosa con su rival Uber en el mercado latinoamericano.

Didi Express inició sus operaciones en Toluca y promete nuevas características de seguridad para conductores y pasajeros.

En México, Didi enfrentará a Uber, su principal rival internacional, por primera vez desde el lanzamiento de Uber en China, que terminó con la fusión de las operaciones de ambas compañías en 2016. Uber es el líder en México, donde tiene 7 millones de usuarios en más de tres docenas de ciudades.

Didi, que tiene un centro de operaciones en la colonia Juárez en la Ciudad de México, dijo que espera llevar su servicio de transporte a otras ciudades importantes de México más adelante este año.

La firma señaló que los equipos en México, Beijing y California estudiaron el mercado mexicano para adaptar sus algoritmos y otras tecnologías del servicio de conducción para las necesidades locales, abordando en particular temas como la seguridad.

Entre las características que ofrece está un botón de alerta de emergencia en la aplicación que conectará a los conductores y pasajeros con la policía y otros contactos de emergencia si se encuentran en peligro, un sistema de monitoreo de seguridad y una forma de compartir su itinerario de viaje.

La compañía comenzó a reclutar conductores a principios de este mes, prometiendo no recibir ninguna parte de sus pasajes hasta el 17 de junio. Después de esa fecha, Didi planea tomar una tarifa del 20 por ciento, por debajo de la comisión del 25 por ciento de Uber.

A fines del año pasado, Didi compró la compañía brasileña ride-hailing 99, lo que le dio a la empresa asiática su primer punto de contacto en América Latina, pero México es el primer mercado al que lleva su marca.

La expansión global de Didi se da mientras enfrenta una mayor competencia en casa del gigante de internet Meituan-Dianping, que lanzó su propio servicio de viajes.

En el verano de 2016, Didi frenó el implacable avance de una de las startups más ricas y voraces de la historia. En agosto de ese año, tras una multimillonaria batalla de año y medio, Uber acordó venderle su negocio en China y dejar el país.

Para Uber fue una retirada honorable, consiguió una participación del 17.7 por ciento en Didi y mil millones de dólares en efectivo. El año pasado realizó 7.43 mil millones de viajes, y hasta diciembre era valorada en 50 mil millones de dólares.


Warning: A non-numeric value encountered in /nfs/c10/h05/mnt/142822/domains/periodiconmx.com/html/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 353