Doctores de la Risa ayudan a niños con discapacidad

Para hacer felices a los niños, los Doctores de la Risa llegaron a Reynosa y se dieron a la tarea apuntar sus varitas mágicas para que las sillas de ruedas y carriolas tomaran las formas de personajes de cuentos o naves espaciales.

Cruzaron por el espejo como Doctores de la Risa y llegaron hechos magos para con sus artes transformar las sillas de ruedas motoras, de niños con diferentes discapacidades, en carrosas de princesas, aviones, carritos de nieve y súper héroes, así como de cuentos como Mickey Mouse, entre otros.

Para hacer felices a los niños, los Doctores de la Risa llegaron con sus chisteras y grandes sacos y se dieron a la tarea apuntar sus varitas para que las sillas de ruedas y carriolas tomaran las formas de personajes de cuentos o naves espaciales y aparecieran entre los efectos de luz y sonido.

Una de las fundadoras y coordinadora del grupo Doctores de la Risa, Sofía Sisniega Vázquez, mejor conocida como la doctora “Brochita”. refirió que esta es la primera vez que a través de la magia logran cambiar una tradicional silla de ruedas en carruaje de princesas, aviones, carritos vendedores de nieve y de personajes como Mike Mouse entre otros.

La Doctora “Brochita” explicó a Notimex que para lograr la magia los más de 70 Doctores, se dividieron en equipos, para así convertir las sillas de ruedas en mágicos vehículos y personajes de cuento.

Todo inicio con un desfile en que cada menor estuvo acompañado por sus familiares y los doctores que hicieron posible transformar, una tradicional silla de ruedas, en algo que los niños habían soñado.

Los doctores de la risa sincronizados actuaron sobre los aparatos hasta hacer posible los seres imaginarios que admiraron quienes viven discapacidades motoras. Y así, los ahora magos, consiguieron, una vez más, arrancar las sonrisas y ese estado de felicidad y alegría que los menores no olvidarán, porque se sienten amados, dijo Brochita.

Algunos padres de familia que permitieron que Doctores de la Risa de Reynosa hicieran magia en las sillas de ruedas de sus hijos, coincidieron en aplaudir la labor, que les permitirá cambiar la visión de una típica silla de ruedas en un vehículo colorido, con diseño e incluso algunos con sonido y luz.

“Es emotivo ver la cara de felicidad de mi hijo, quien pasa la mayor parte del día en su silla de ruedas debido a una discapacidad motriz, el brillo de sus ojos que ahora genera otra visión, pues está a bordo de un carro de historietas y es maravilloso lo que se puede lograr” dijo Julieta Martínez, madre de un menor con discapacidad.

Dejar respuesta