Recordemos a Rulfo

Considerado como uno de los autores más importantes de la literatura mexicana y universal, Juan Rulfo nació el 16 de mayo de 1917 en Apulco, Jalisco, hoy celebramos su legado.

En las décadas de 1930 y 1940 viaja por el país, alternando sus traslados entre Guadalajara y la Ciudad de México y a partir de 1945 comenzó a publicar sus cuentos en las revistas “América” y “Pan”, así como sus fotografías.

En 1952 obtuvo la primera de dos becas consecutivas (1952-1953 y 1953-1954) del Centro Mexicano de Escritores, fundado por la estadounidense Margaret Shedd, figura determinante para que el autor publicara “El Llano en llamas” (1953) y “Pedro Páramo (1954), refirió el portal web juan-rulfo.com.

El escritor fue creador de un universo rural inconfundible, donde plasmó no sólo las peculiaridades de la idiosincrasia mexicana, sino también el drama profundo de la condición humana, destacó el sitio www.biografiasyvidas.com.

De tal forma, la mítica ciudad de Comala, añadió el portal, fue el escenario para la novela y algunos cuentos de Rulfo, con su paisaje de inmensa llanura, valles abrasados, lejanas montañas y pueblos habitados por gente solitaria.

En 1958, el autor termina de escribir su segunda novela “El gallo de oro”, publicada hasta 1980 y en 2010 apareció la edición definitiva de esta obra, después de una revisión cuidadosa del original.

También escribió argumentos y diálogos cinematográficos y su obra literaria fue plasmada en producciones como “Talpa”, “El despojo”, “El gallo de oro”, cuyo guión sobre una idea original del autor fue elaborado por Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez, entre otras.

Rulfo se desempeñó en múltiples cargos como agente de migración de la Secretaría de Gobernación, director del Departamento Editorial del Instituto Nacional Indigenista y presidente honorario de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem).

También fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y miembro del consejo editorial de la revista “El cuento”, dirigida por Edmundo Valadés.

Fue distinguido como Doctor Honoris Causa 1955 por la UNAM y reconocido con los premios “Xavier Villaurrutia” (1955), Nacional de Letras (1970) y el Príncipe de Asturias (1983). Juan Rulfo falleció el 7 de enero de 1986.

Dejar respuesta