Starbucks da la bienvenido a los refugiados

FILE - In this Wednesday, March 23, 2016, file photo, Starbucks workers prepare coffee using siphon vacuum coffee makers at a station in the lobby of the coffee company's annual shareholders meeting in Seattle. Starbucks says that it will be boosting the base pay of all employees and store managers at U.S. company-run stores by 5 percent or more on Oct. 3. In a letter sent to workers on Monday, July 11, 2016, CEO Howard Schultz said that the amount of the raise will be determined by geographic and market factors. (AP Photo/Ted S. Warren, File)

 

La compañía contratará 10,000 refugiados en los próximos cinco años, en respuesta a la orden del presidente Donald Trump de suspender indefinidamente la recepción de personas desplazadas de Siria y prohibir temporalmente el ingreso de nacionales de otros seis países de mayoría musulmana.

Howard Schultz, presidente y director general de la cadena de cafeterías, indicó el domingo en una carta dirigida a los empleados que el plan abarcará todos los Starbucks en el mundo y la medida podría comenzar en Estados Unidos, donde se dará preferencia a la contratación de inmigrantes “que han prestado servicios para los efectivos estadounidenses como intérpretes y personal de apoyo”.

Schultz, partidario de Hillary Clinton durante la contienda presidencial, ha censurado otras políticas de la agenda de Trump como la relacionada con la inmigración, la revocación de la ley de salud del anterior presidente Barack Obama y la reestructuración del comercio con México.

El ejecutivo afirmó en la carta que Starbucks podría contribuir al apoyo de los cultivadores de café en México, proveer seguro médico a trabajadores con ese derecho en Estados Unidos si la ley de salud es revocada y apoyar un programa pro inmigrantes del gobierno de Obama que permite a jóvenes que llegaron al país siendo niños solicitar permisos de trabajo y que se les ampare de la deportación durante dos años.

La medida refleja las dificultades cada vez mayores que los negocios afrontan por las decisiones del gobierno de Trump. El nuevo presidente se ha reunido con los directores generales de Ford, General Motors y Boeing, a quienes pidió crear puestos de trabajo en Estados Unidos, y pregona cada anuncio sobre nuevos empleos como un triunfo propio aun si estaban planeados desde antes de su victoria presidencial.

Sin embargo, no todos los líderes empresariales están de acuerdo con Trump.

Schultz agregó que Starbucks buscará aumentar la comunicación con sus trabajadores y subrayó el domingo que “estoy escuchando la alarma que todos ustedes están sonando de que el civismo y los derechos humanos que dimos por hecho tanto tiempo están siendo vulnerados”.