Lo que no sabías sobre del penacho de Moctezuma

Después de tres años de remodelación, el Museo Weltmuseum de Viena reabrió sus puertas este día con nuevas galerías e instalaciones, y con ello, el legendario penacho de Moctezuma reapareció entre las exhibiciones. Estos son algunos datos curiosos sobre esa pieza de arte plumario, hoy, única en su tipo.

  1. El penacho de Moctezuma no fue robado, sino que fue un regalo que le hizo el tlatoani a Hernán Cortés a su llegada a Tenochtitlan. Este se le entregó junto con otros tesoros para establecer una relación amistosa con el conquistador.

 

  1. Su tamaño es de 1.16 m de altura por 1.75m de diámetro. Debido a que se desconocía su uso cuando fue rescatado del Palacio del Belvedere, al momento de restaurarlo se pensó que era una capa o un abanico, por lo que fue aplanado y perdió su flexibilidad. También estuvo muy afectado por plagas de hongos.

 

  1. En 2011 se habló por última vez de la devolución del penacho de Moctezuma a México y se negoció con Austria el préstamo de este tocado a cambio de la carroza de Maximiliano. Sin embargo, los investigadores consideran que las vibraciones causadas por el transporte dañarían de manera permanente la pieza.

 

  1. Los creadores del arte plumario se les llamó amantecas, gentilicio del barrio de Amantla, donde habitaban en la antigua Tenochtitlan. Los objetos de plumas en Mesoamérica estaban relacionados con la importancia de los personajes que los portaban aunque también eran usados como atuendos para vestir a los ídolos en las festividades.

 

  1. El tocado está compuesto por plumas verdes de quetzal, rojas del pájaro espátula y otras de color café, turquesas y azules claras de aves no identificadas.

Warning: A non-numeric value encountered in /nfs/c10/h05/mnt/142822/domains/periodiconmx.com/html/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 353