México instaura la reserva marina más grande de Norteamérica

México creó este viernes el Parque Nacional Archipiélago de Revillagigedo, una zona protegida en el océano Pacífico de unos 15 millones de hectáreas, lo que lo hace la reserva más grande en América del Norte.

El gobierno aseguró que “quedará prohibida en esta zona toda actividad pesquera, la extracción de cualquier recurso natural y la construcción de infraestructura hotelera” en en área que equivale a 100 veces el territorio de la Ciudad de México.

La reserva se encuentra alrededor de cuatro islas volcánicas llamadas Socorro, Clarión, San Benedicto y Roca Partida. Son conocidas como “los Galápagos mexicanos” y están a unos 400 kilómetros al sur de la península de Baja California.

Al estar situadas en la convergencia de dos corrientes oceánicas, son un lugar de encuentro para grandes especies migratorias como tiburones, ballenas y tortugas. Además, es el hogar de unas 366 peces, 26 de ellas endémicas, según The Pew Charitable Trusts

“Estas acciones contribuirán a incrementar el número de especies y ayudarán a la recuperación de bancos marinos que se han disminuido por impacto ambiental y la actividad humana”, dijo el presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante la firma del decreto.

En un comunicado, el consejo asesor de la reserva dice que no se permitirá “pesca comercial ni deportiva de ningún tipo en la totalidad del área marina, ni tampoco turismo de ninguna clase en las zonas núcleo terrestres. Sólo se permitirá el buceo con estricto apego a la capacidad de carga de los sitios“.