Soluciones Verticales de Escala Humana

La apuesta de Tree House ante el colapso del actual modelo de desarrollo de las ciudades mexicanas

La población mundial crece a gran velocidad. En el 2013 se dio la bienvenida al habitante 7 mil millones. Al mismo tiempo, en las principales ciudades de la República Mexicana, como la propia CDMX, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Toluca, Cancún y Oaxaca, por mencionar algunas, la vivienda sigue creciendo horizontalmente y este crecimiento está consumiendo de manera acelerada los campos de cultivo.

De acuerdo con estadísticas en la ONU y la OCDE, la propiedad agrícola se destruye a pasos agigantados para dar paso a desarrollos habitacionales, de tal manera que ya es una demanda de carácter mundial empezar a desplegar una cultura de verticalización de las ciudades; núcleos poblacionales más densos que requieran menos infraestructura, menos carreteras, menos drenajes, menos cables eléctricos, donde en espacios más pequeños pueda vivir más gente, a fin de que no se termine con los espacios que son necesarios para la agricultura y ganadería; si no cambiamos esa tendencia habrá un colapso.

De acuerdo con Marco Antonio Morán Salinas e Ignacio Morán Escudero, directivos de Tree House, empresa desarrolladora de Belleview, complejo de vivienda vertical en Lerma, Estado de México -emblemático por estar construido bajo el concepto rector de Escala Humana-, la vivienda vertical no está obligada a ser sinónimo de hacinamiento y excesiva concentración poblacional, por el contrario, aseguran que es la solución ante el inminente colapso por el crecimiento desorganizado y el abuso en el aprovechamiento del espacio en las grandes ciudades.

Es indispensable generar una vivienda vertical poniendo en el centro la calidad de vida de las personas, una vivienda vertical que brinde soluciones amigables con el medio ambiente y en armonía con el propio bienestar de las personas, explicaron.

En entrevista, Marco Antonio Morán Salinas, directivo de Tree House, consideró prioritario que en México se aprenda a vivir verticalmente, y la gran propuesta que hace Tree House con su proyecto Belleview es: vamos a hacerlo, pero con calidad humana.

Vivir en conjuntos verticales no debe ser sinónimo de vivir apretados, sin tener los espacios vitales y sin tener áreas verdes; podemos hacerlo y podemos ayudar a cuidar los espacios verdes que hoy todavía existen en el campo, enfatizó Marco Antonio Morán Salinas, director general de Tree House.

Es aquí donde cobra sentido este concepto que el arquitecto Nacho Morán ha desarrollado luego de sus experiencias profesionales en diferentes partes del mundo: Vivienda Vertical de Escala Humana.

Ignacio Morán Escudero, directivo de Tree House y cerebro arquitectónico de la compañía, explicó que todos sus proyectos nacen a partir de estas reflexiones en torno a la vivienda actual; es a partir de ahí que empezamos a entender el trasfondo de los problemas de la Ciudad de México, incluso algunos que ya empieza a vivir la ciudad de Toluca.

Comentó que, a través de diferentes experiencias profesionales en el extranjero, retomó elementos de países como España, Holanda, Marruecos y Brasil, para poder desarrollar proyectos con “escala humana” que pudieran ayudar en este proceso de verticalización de las ciudades, siempre con una gran calidad para el usuario final.

“Nosotros creemos firmemente en nuestra propuesta, queremos que estas soluciones disruptivas donde arrojamos productos con una fortaleza en la parte del diseño, con una visión menos comercial y más aterrizada con la parte humana, deben generar cambios radicales en la forma en que se diseñan y se construyen los desarrollos habitacionales. Por supuesto creemos que esto debe generar tendencia, así lo venimos haciendo con proyectos pasados en otras partes del país, en otras experiencias que hemos tenido en el extranjero, y creemos que Belleview puede hacer la diferencia pues tiene estas mismas fortalezas”.

Al ser cuestionado sobre la situación de sobrepoblación y alta concentración de vivienda en la capital del país y otras urbes mexicanas, Nacho Morán señaló que la Ciudad de México padece la falta de tierra y la falta de una política de desarrollo de vivienda mucho más pensada y reflexionada que evite estos problemas.

“Los desarrolladores evidentemente buscan potencializar una tierra que cada vez es más cara, cada vez más difícil de conseguir, pero los gobiernos tienen la obligación de poner los parámetros que eviten estas nuevas vecindades contemporáneas. Nosotros tenemos la experiencia de ciudades europeas, que ha sido su manera de vivir durante muchísimos años; no se entiende la vivienda horizontal en Europa”.

Morán Escudero comentó que en Tree House les gusta involucrarse con colegios de arquitectos, con los municipios, instancias y autoridades para plantear el tema de los desarrollos verticales de escala humana, pues aunque en las grandes ciudades estén habituados a la vivienda vertical, aún hay muchos lugares donde esta idea no es tan popular y aceptada como algunos pudieran pensar.

Los proyectos en puerta de Tree House

El primer gran proyecto de Vivienda Vertical de Escala Humana de Tree House se llama Belleview. Este desarrollo fue iniciado en enero de 2018 y se prevé que estará listo en mayo de 2019. Está localizado en Lerma, Estado de México y es un auténtico oasis campestre entre dos ciudades: Toluca y CDMX.

El valor de las propiedades está entre 14 y 16 millones y son 2 torres de 12 residencias cada una de 325 m2 de construcción. El desarrollo queda muy cerca de Santa Fe y Metepec y estará conectado por el nuevo tren Toluca-CDMX, mezclando lo mejor de la vida urbana y la vida campestre.

Este proyecto de características innovadoras y sustentables de edificación vertical está estratégicamente ubicado para conectar el poniente de la Ciudad de México y la ciudad de Toluca sin problemas viales ni de contaminación.

En entrevista con Ignacio Morán Escudero, directivo y líder arquitectónico de Tree House, se le preguntó si sería viable replicar este modelo de Vivienda Vertical de Escala Humana, haciéndolo accesible para un nivel socioeconómico medio.

Nacho Morán sostuvo que en Tree House están “totalmente convencidos” de que esto es posible. De hecho, adelantó que ya trabajan en un importante proyecto con un potencial de vivienda media; estamos apostando por el mismo concepto de desarrollo donde impulsamos las áreas verdes, casi el 50% del área utilizable son áreas verdes, áreas libres dedicadas al disfrute del usuario con densidades muy manejables pero con desarrollos verticales donde dejamos de consumir el territorio, tierras de cultivo para tener proyectos verticales con una escala humana que es vital, detalló.

Este nuevo desarrollo lo tienen planeado construir en la zona de Calimaya, Estado de México, que es un polo de desarrollo para la zona de Toluca. Nacho Morán dijo que están aún en una etapa muy temprana del desarrollo pero se trata de un polo que ha crecido de manera horizontal, muy cercano a la ciudad de Metepec; “creemos que es el momento de romper esquemas con proyectos de esta índole”, destacó.

Se tiene prospectado que este nuevo proyecto cuente con alrededor de entre 600 y 700 unidades habitacionales (departamentos) en vertical. Estamos hablando de un proyecto de más de 20 hectáreas que estará equipado con áreas deportivas, zonas comerciales y una infraestructura mucho más grande.

“Claro que creemos que se pueden replicar estos proyectos en una escala de vivienda residencial, no es exclusivo para viviendas de lujo como es Belleview, lo podemos aterrizar en escalas de vivienda de otros segmentos”

Nacho Morán afirmó que esta filosofía es parte del ADN de Tree House. “No entendemos la vivienda sin un compromiso social, sin un compromiso medioambiental y evidentemente vamos mucho más allá, no nada más la propuesta de valor que hacemos es con el tipo de desarrollo, sino la propuesta de materiales, utilizamos nuevas metodologías de construcción, nuevos materiales que nos permiten estar a la vanguardia en este tipo de desarrollos”, apuntó.