Alcohol vs. presión arterial

Un reciente estudio demostró que el excesivo consumo de bebidas alcohólicas en hombres adultos jóvenes, podría conducir a un aumento en la presión arterial. Sin  embargo esto no ocurre con la presión arterial de las mujeres jóvenes adultas ni de las adolescentes, según el estudio. De hecho, cuando las mujeres jóvenes adultas bebían de forma ligera o moderada, su riesgo de hipertensión se reducía a la mitad, halló el estudio.

La Dra. Sarah Twichell, parte del equipo de pediatría en el Hospital Pediátrico de Bostoncomentó “Este hallazgo repercute en estudios sobre los hombres y las mujeres mayores. En los hombres mayores, cuanto más alcohol consumen, más aumenta su riesgo de hipertensión (presión arterial alta). Un atracón de bebida se entiende como que, en una sola ocasión los hombres beban más de cinco copas y las mujeres más de cuatro”.

Aunque este estudio encontró una relación entre el consumo empedernido de alcohol y un mayor riesgo de hipertensión en los adultos jóvenes, no probó que el alcohol fuera la causa directa de una presión arterial más elevada.

“Se cree que en la veintena uno es invencible e inmune a todas esas enfermedades de la mediana edad, como la enfermedad cardiaca y la hipertensión, pero este estudio muestra que los hombres adultos jóvenes que se dan “atracones” de bebida tienen una presión arterial más elevada”, advirtió El Dr. Guy Mayeda, cardiólogo del Hospital Buen Samaritano en Los Ángeles.

El motivo de que el alcohol tenga efectos variables sobre la presión arterial tiene que ver con la forma en que el alcohol afecta a los vasos sanguíneos, comentó Mayeda.

“Por lo general cuando uno bebe por primera vez, la presión arterial baja, pero cuando uno se da atracones de bebida, al dejar de beber se produce una Abstinencia. En las personas que pasan por la abstinencia, el ritmo cardiaco aumenta y la presión arterial sube. El alcohol es un vasodilatador, lo que significa que dilata o agranda los vasos sanguíneos al principio, permitiendo un mayor flujo sanguíneo. Pero durante la abstinencia, los vasos sanguíneos se encogen” explicó la Dra. Sarah Samaan, cardióloga y copresidenta del laboratorio de ecocardiografía del Centro Cardiaco Legacy en Plano, Texas.

“Estos hallazgos no significan que las mujeres no tengan que preocuparse sobre su consumo de alcohol. El alcohol se hace tóxico para el músculo cardiaco, con una exposición alta al alcohol, pensamos que los pacientes contraerán insuficiencia hepática, pero en los casos extremos, puede provocar insuficiencia cardiaca congestiva”, advirtió Mayeda.

Dejar respuesta