Investigarán posibilidad de vida en luna de Júpiter

 

Con la expectación y la intriga a las que nos tiene acostumbrados, la NASA anunció en septiembre el hallazgo de nuevos y gigantescos géiseres de agua en Europa, luna de Júpiter, evidencias de que bajo su corteza helada se esconde un enorme océano global con más del doble de agua que la suma de todos los terrestres. Si el satélite joviano ya formaba parte del grupo de mundos del Sistema Solar con más posibilidades de albergar vida, el descubrimiento sirvió para aumentar aún más su interés. Para comprobar si, efectivamente, Europa es un lugar habitable, en la década de 2020 la NASA enviará hasta allí una misión que ya tiene nombre oficial: Europa Clipper.

Los barcos clíper eran velocísimos veleros de tres mástiles que en el siglo XIX recorrían los océanos transportando té y otros bienes. Como esas embarcaciones, la nave espacial Clipper será rápida: sobrevolará Europa cada dos semanas, proporcionando muchas oportunidades para investigar la luna de cerca. El plan de la misión incluye de 40 a 45 sobrevuelos, durante lo cuales la nave espacial tomará imágenes de la superficie helada de la luna en alta resolución e investigará su composición y estructura.

Según informa la NASA, la exploración de Europa tiene una alta prioridad, ya que posee un océano de agua líquida salada debajo de una corteza helada de unos 100 km de grosor. El objetivo último de Clipper será determinar si esta luna posee tres de los ingredientes necesarios para la vida: agua líquida, ingredientes químicos, y fuentes de energía suficientes para permitir el desarrollo de la biología.