Un español gana el Premio Planeta

GRA369. Barcelona, 15/10/2017.- El escritor Javier Sierra tras recibir el trofeo que le acredita como ganador de la LXVI edición del Premio Planeta de literatura con la novela "El fuego invisible", durante la gala celebrada esta noche en el Palacio de Congresos de Barcelona. EFE / Andreu Dalmau.

El escritor español Javier Sierra ganó este domingo la 66ª edición del Premio Planeta, el mejor dotado de las letras hispanas, por la novela de suspenso “El fuego invisible”, sobre la búsqueda del significado del Grial.

“Es en la palabra donde reside la fuerza creativa de nuestra civilización y debemos cuidarla, y la novela está centrada en el poder de las palabras”, dijo Sierra, premiado en una gala en el Palau de Congressos de Cataluña en Barcelona.

El también periodista de 46 años, recibió el galardón dotado con 601 mil euros de manos de la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor.

La finalista del certamen fue la española Cristina López Barrio, que recibirá 150 mil 250 euros por Niebla en Tánger, una historia sobre una mujer casada que viajará hasta Tánger en busca de un hombre misterioso con el que tuvo una aventura.

Presentada a concurso como La montaña artificial bajo el seudónimo de Victoria Goodman, El fuego invisible narra la historia de un filólogo que junto a una amiga de su abuelo se embarcará en una aventura para “resolver el origen de la palabra que cambió la historia de Europa en el siglo XII”, el Grial, explicó Sierra.

El joven filólogo David Salas, con raíces españolas, viajará a Madrid desde Dublín, donde es profesor universitario, y en la capital española tropezará con la amiga de su abuelo, quien era escritor.

El personaje de la mujer, llamada Victoria Goodman, “es un mensaje encriptado, es la victoria del hombre bueno porque es en el uso de la palabra donde está el origen de la bondad”, dijo Sierra, cuyos libros han sido editados en más de 40 países y ha vendido más de tres millones de ejemplares.

“El fuego invisible es algo que tienen ustedes dentro, es algo que pueden usar para el bien y para el mal, lo tienen todos”, dijo el autor de El ángel perdido o La cena secreta, celebrando que hubiera “tantos escritores” presentes en la gala del premio, un gremio al cual dedicó la novela.

(Con información de La Jornada)