A la luz, un nuevo grupo de códices prehispánicos

(Foto: Fragmento del Códice Borbónico)

Un importante número de códices realizados hace más de 450 años, que hace referencia a la tributación del Valle de Tlaquiltenango, fueron identificados en su totalidad por la especialista Laura Hinojosa, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). La investigación de este acervo, compuesto por 15 códices fragmentados en 345 piezas que se localizan en el exconvento de Tlaquiltenango, así como en la Biblioteca del Museo de Historia Natural de Nueva York, forma parte del libro Quince códices en la memoria de un convento, presentado recientemente por la restauradora.

Los códices fueron divididos en 1911 cuando el ingeniero Juan Reina, dueño de las tierras en las que se encontraba el recinto, vendió 135 fragmentos por dos mil dólares al Museo de Historia Natural de Nueva York. La experta comentó que los fragmentos que se encuentran en dicha ciudad están en bodega, pero están muy bien conservados en los cartones amarillos en los que fueron pegados con cola por el arqueólogo Herbert Spinden, quien los desprendió a petición del ingeniero Reina.

“Así que me di a la tarea de estudiar los fragmentos que están en NY y los adheridos en el claustro bajo. Realicé una especie de rompecabezas y al final resultaron 15 códices que fui identificando por el tipo de glifos y de representación de los tributos. También se tienen algunas genealogías y documentos escritos en náhuatl y español, y una serie de partituras con cantos en latín”, aseveró la restauradora.

 

 

 

Dejar respuesta