Botero triunfa en Tijuana

 

La exposición” Viacrucis, la Pasión de Cristo”, del artista colombiano Fernando Botero, que se exhibe en el Centro Cultural Tijuana (Cecut), han hecho historia en esta ciudad fronteriza con más de 35 mil visitantes procedentes de México, pero también de Estados Unidos, Haití, China y otros países.

En entrevista con Notimex, el director del Cecut, Pedro Ochoa Palacio destacó que en 90 días de exhibición la muestra del artista colombiano alcanzó 35 mil 699 asistentes, marcando un hito en la historia cultural de la región, “pues mostró los altos estándares que esta galería tiene, lo cual espera abone en la llegada de más muestras de tal alto nivel”.

Recordó que en 2012, el Ministerio de Cultura de Colombia concedió a Botero la declaratoria 479 de sus obras de arte, como Bienes de Interés Cultural del Ámbito Nacional.

“Pretender traer una obra con declaratoria de Patrimonio Cultural implica someterse a estándares estrictos que van desde condiciones de iluminación, niveles de humedad y protocolos de seguridad”, acotó el funcionario.

En ese sentido, dijo, las gestiones para que el Cecut pudiera integrarse a la agenda internacional de esta magna exposición contó con el apoyo de la Secretaría de Cultura y el Museo de Antioquia, Medellín.

Destacó que la Sala de El Cubo fue la única sede mexicana en esta itinerancia de 2011 a la fecha, además de lograr una exitosa Noche de Museos que tuvo recorridos guiados en una velada ambientada con música del grupo Entre Desiertos.

Las obras que requirieron de avalúos, mediciones de espacio y condiciones de viaje, atrajo al Centro Cultural Tijuana el interés de una amplia gama de expertos en arte, estudiantes, periodistas y público en general, comentó Ochoa Palacio.

Expresó que “México a través de la exhibición en Tijuana, ahora forma parte del itinerario que ha tenido esta exposición internacional por países como Nueva York, Roma, Lisboa, Chile, Colombia, Las Condes y Panamá”.

Manifestó que Botero brinda un carácter propio a cada uno de sus personajes y que dota a Viacrucis, La Pasión de Cristo, conformada por 27 óleos y 34 dibujos, de un atractivo con niveles apoteósicos nunca antes vistos en la ciudad de Tijuana.

Botero recreó una visión contemporánea en los pasajes bíblicos y de la tradición religiosa en la muestra plástica que consta de 27 óleos de muy diversos formatos.

Las obras, alusivas a la vía dolorosa que recorrió Cristo en la crucifixión, a través de la creación figurativa de Botero, impresionan por su singular estilo y notable exaltación del volumen que ha ganado un sitio especial en el gusto universal.

La directora del Museo de Antioquia, Colombia, María del Rosario Escobar, comentó que la exhibición de Botero en Tijuana hizo una representación muy amplia del tema clásico del viacrucis trascendente, abordado desde un punto de vista contemporáneo.

“A través de geografías, vestuarios, colores y el tratamiento de volumen que Botero plasma en sus pinturas, hace contemporáneas las imágenes del Viacrucis, expresó la directiva del Museo de Colombia.

Manifestó que Fernando Botero en las obras que presentaron en el Centro Cultural Tijuana incluyó dibujos donde trabajó el volumen desde el lápiz y la forma en pequeños formatos, además de las coloridas obras.

Escobar indicó que Fernando Botero representa a los latinoamericanos con expresiones sofisticadas, optimistas y alegres, que para exhibir sus obras se requiere cumplir con requisitos sumamente exigentes que conllevan tiempo y disciplina.

Durante los recorridos los asistentes pudieron conocer que las obras no muestran las escenas típicas del viacrucis, sino narrativas que parten de ellas, con figuras dramáticas que hacen reinterpretación de grandes obras del arte clásico.

También apreciaron con el arte de Fernando Botero en Tijuana un Cristo verde en un Parque de Nueva York y mujeres grandes y monumentales expuestas con colores mexicanos que Fernando Botero utilizó después de su visita a México en 1956