Periódico NMX
Home Carrusel Canelo y Chávez Jr. Anuncian pelea

 

Ayer, en la Ciudad de México, se dio el primer cara a cara del combate Canelo-Chávez Jr. del próximo 6 de mayo en Las Vegas. Tras una conferencia con los medios, ambos púgiles presentaron el duelo ante cientos de fanáticos.

Álvarez reconoció que la porra está dividida para el combate, incluso aceptó que le estaban mentando la madre, pero considera que así se hacen las peleas grandes.

Canelo Álvarez desconoce si Chávez Jr. merecía la pelea; sin embargo, está preparado para afrontar el importante duelo y salir con el brazo en alto, listo para hacer olvidar tantas críticas en su carrera.

“No sé si la merecía o no, pero el boxeo mexicano la necesitaba, la gente quería la pelea, por eso se hizo”, dijo el tapatío durante una sesión de preguntas, previo a la presentación oficial de la pelea, en la primera parada del tour de prensa en la Ciudad de México.

Despreocupado por la presencia del entrenador Ignacio Beristáin en la esquina del Junior, el tapatío manifestó que luego de tantas críticas en su carrera afronta este duelo por el orgullo, seguro de que llega en el mejor momento de la carrera de ambos.

“Para mí (se juega) el orgullo por tantas críticas que se han generado a mi persona, es el que más me puede, entonces esta pelea es por eso”, comentó el actual campeón superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), quien considera que por el poder de puños de ambos podría ser un choque de nocaut.

“Somos dos peleadores que pegan, en estos pesos siempre está un alto porcentaje de nocaut, pero es impredecible, hay que prepararnos al 100 y que sea lo que Dios quiera”, añadió Álvarez, quien deberá subir 10.5 libras respecto a su más reciente batalla.

En tanto, Chávez Jr. le echó una indirecta a Saúl diciendo que él no rehúye a rivales, haciendo alusión a que el tapatío todavía no se ha medido a Gennady Golovkin.

Por su parte, Chávez Jr. reiteró que tuvo que ceder prácticamente a todo para que se concretara la pelea con Álvarez, pero el 6 de mayo la afición despejará sus dudas de quién es mejor.

“Esta pelea es importante por todo lo que se ha generado, de quién es el mejor, si él o yo, es el orgullo (en juego), todo este tiempo que ha pasado la gente que dice quién es mejor, si él o yo, y el 6 de mayo se quitarán esas dudas”, comentó.

Acompañado de su padre Julio César Chávez, el hijo de la leyenda respondió a los cuestionamientos de la prensa rumbo al duelo que se realizará en la T-Mobile Arena, y reiteró que el orgullo es lo que estará en juego.

“El orgullo, toda la gente en México que ha pedido la pelea, lógicamente accedí a muchas cosas que me pusieron”, recordó Julio, quien dijo que la pelea había sido pactada en 165 libras y al final quedó en 164.5, “ese tipo de detalles (hicieron), pero cada quien tiene lo que se merece”.

Los boxeadores mexicanos coincidieron en que llega en buen momento para ambos: Álvarez afirmó que arriesga su prestigio y Chávez declaró que se juega su futuro.

“La pelea llega en un buen momento, como negocio y por la madurez de los dos”, declaró Álvarez en conferencia de prensa.

“Los nombres de los dos son ahora más conocidos a nivel mundial y es cuando más atención va a generar (la pelea) y también en términos económicos”, añadió Chávez.

Ambos tienen un pago garantizado de 10 millones de dólares, aunque la cantidad aumentará con el agregado del pago por ver que se ha estimado podría ser adquirido por un millón de usuarios.

“Las peleas entre mexicanos siempre son grandes peleas y espero quede marcada en el boxeo mexicano”, señaló Álvarez, mientras que Chávez reforzó: “Los dos tenemos la experiencia para ofrecer un buen combate”.

Fue el arranque de la gira promocional que mañana estará en Nueva York, para después ir a Houston y terminar el viernes en Los Ángeles.