El nuevo récord de Brady

FOXBORO, MA - NOVEMBER 02: Tom Brady #12 of the New England Patriots warms up before a game against the Denver Broncos at Gillette Stadium on November 2, 2014 in Foxboro, Massachusetts. (Photo by Jim Rogash/Getty Images)

Tom Brady impuso récord de victorias para un quarterback de la NFL en la temporada regular, al obtener la 187 en el partido en que los Patriotas de Nueva Inglaterra reaccionaron para vencer 24-17 a los Jets de Nueva York, en la jornada seis, que despidió al último equipo invicto, los Jefes de Kansas City, que cayeron 13-19 ante los Acereros de Pittsburgh, así como una lesión que podría dejar fuera de la temporada al mariscal de Green Bay, Aaron Rodgers.

Brady, quien rompió un empate con Peyton Manning y Brett Favre por el récord, se hizo sentir justo antes del descanso, con los Patriotas logrando el empate 14-14 con nueve segundos por jugar en el segundo cuarto.

En la reanudación, comandó la ofensiva de Nueva Inglaterra en ocho jugadas y 75 yardas para ponerlos arriba por 21-14, al conectar un pase de 33 yardas con Rob Gronkowski, quien hizo otra anotación más.

Los Pats, campeones de la liga, se apoderaron del liderato de la división Este en la Conferencia Americana (4-2).

Nueva York tuvo la oportunidad de empatar tras disponer del balón con 1.53 por jugar, pero la defensa de los Patriotas –la peor de la liga– resistió y forzó a que Josh McCown lanzara un pase incompleto en una jugada desesperada en cuarto down y 17, desde la yarda 50, poniendo fin a la racha de tres victorias de los Jets.

En otro juego, el único pase de anotación de Ben Roethlisberger, que atrapó Antonio Brown, de 51 yardas, fue el que le dio el triunfo a los Acereros de Pittsburgh para frenar a Jefes de Kansas City, el último invicto que quedaba en la liga con la dolorosa derrota que sufrió en su casa por 13-19 y dejar sus números en 5-1.

Las luces rojas se encendieron en Green Bay, pues a la derrota contra los Vikingos de Minnesota por 23-10 se sumó la lesión de su mariscal, Aaron Rodgers, quien sufrió una fractura en la clavícula.

El linebacker Anthony Barr, quien tampoco pudo terminar el partido al sufrir una conmoción, fue el responsable del golpe que marcó el rumbo del partido.

En la segunda posesión de los Empacadores, Barr derribó a Rodgers tras librarse del bloqueo en una jugada de pase; el mariscal de campo se golpeó el hombro al caer.

A primera vista el impacto no parecía ser tan violento. Pero en poco tiempo resultó evidente que el astro de los Empacadores (4-2) sufría un dolor considerable.

Durante la pausa de medio tiempo el equipo informó en su cuenta de Twitter que existe la posibilidad de que Rodgers “se pierda el resto de la campaña”.

Brett Hundley remplazó a Rodgers y lanzó el primer pase de anotación de su carrera, al conectar con Davante Adams en el segundo cuarto. Hundley fue interceptado tres veces y lo derribaron en cuatro ocasiones.

En otro encuentro, Jay Cutler lanzó un par de pases de anotación, Cody Parkey pateó dos goles de campo y los Delfines de Miami le dieron la vuelta a un 17-0 adverso en el descanso, y acabaron ganando por 20-17 a los Halcones de Atlanta.

Matt Ryan sufrió otra intercepción en un momento inoportuno, con los Halcones cerca de, por lo menos, intentar un gol de campo para empatar.

Cordrea Tankersley manoteó el pase en dirección a Austin Hooper y Reshed Jones se apoderó del ovoide para sentenciar el duelo con 39 segundos por jugar.

Otro pasador que ingresó a los registros fue Deshaun Watson al lanzar para 225 yardas y tres anotaciones y convertirse en el primer novato en la historia de la NFL con al menos tres pases hacia las diagonales guiando a los Texanos de Houston a la victoria por 33-17 sobre los Cafés de Cleveland.

Watson ha lanzado 15 pases de anotación esta temporada, la mayor cantidad en la historia de la liga para un novato en los primeros seis partidos de un equipo. La marca empató el total de anotaciones logradas por Brock Osweiler en pases durante 15 juegos de la temporada pasada.

Cleveland sumó su decimosexta caída en fila fuera de casa y la sexta de la campaña. Junto con los 49’s son los dos equipos que no han conocido el triunfo. San Francisco perdió 24-26 contra los Pieles Rojas de Washington.

Connor Barth pateó un gol de campo de 40 yardas con 2.08 por jugar en el tiempo extra, y los Osos de Chicago vencieron 27-24 a los Cuervos de Baltimore, en tanto los Raiders de Oakland sucumbieron 16-17 frente a los Cargadores de Los Ángeles; los Santos de Nueva Orleáns dieron tremenda paliza 52-38 a los Leones de Detroit.

Los Cardenales de Arizona ganaron 38-33 a los Bucaneros de Tampa Bay, y los Carneros de Los Ángeles derrotaron 27-17 a los Jaguares de Jacksonville.

Mientras tanto, Colin Kaepernick, ex mariscal de los 49´s, presentó una queja de colusión contra la NFL, ya que más de un equipo se ha negado a contratarlo tras ser agente libre. El jugador afroamericano sentó un precedente al arrodillarse durante el himno de Estados Unidos para protestar por la injusticia racial en el país.

Su protesta ha sido apoyada por jugadores de todos los equipos de la liga y de otros deportes no sólo en EU, sino en el mundo tras las críticas que hizo el presidente Donald Trump, quien amenazó con boicots y el despido de jugadores que no respeten la bandera.

(Con información de MVS)