Panthers dan contrato millonario al defensivo Kawann Short

Los Carolina Panthers firmaron al tackle defensivo estelar Kawann Short con un contrato por cinco años este lunes.

El equipo no ha revelado los términos financieros del acuerdo, pero fuentes indicaron a Adam Schefter de ESPN que el contrato es por 80 millones de dólares.

Los Panthers utilizaron la etiqueta franquicia no exclusiva con Short el 27 de febrero y tenían hasta el 15 de julio para firmarlo con un acuerdo multianual.

“KK ha sido muy importante para lo que hemos podido lograr a la defensiva”, declaró el gerente general de los Panthers, Dave Gettleman, mediante un comunicado emitido por el equipo. “En el 2013, cuando reclutamos a KK, pensé que era el mejor tackle defensivo cazamariscales en el draft, y ha podido convertirse en uno de los mejores tackles defensivos jóvenes de la NFL. Fuera del campo, KK es un joven de primera categoría y un gran representante de nuestro equipo. Estoy muy emocionado que hayamos podido concretar este acuerdo”.

Short, cuya producción cayó de liderar al equipo con 11 capturas en el 2015 a seis la temporada pasada, dijo que quería permanecer con los Panthers incluso si eso significaba jugar con la etiqueta franquicia.

“KK aecta de manera constante a los mariscales de campo y es fuerte contra la carrera”, señaló el entrenador en jefe de los Panthers, Ron Rivera. “Los duelos favorables que genera para nosotros a la defensiva obliga a los rivales a pensar en él todo el tiempo y nos da una ventaja en la línea defensiva. Es un gran jugador, pero también es un gran muchacho que tiene el respeto de sus compañeros en el vestuario. Es todo lo que estamos buscando para un Panther”.

Rivera había indicado previamente que Short, de 28 años de edad, era “un jugador muy importante” para que Carolina no lo recontratara.

Short, reclutado en la segunda ronda del draft del 2013, tiene 22 capturas en su carrera, 179 tacleadas, seis balones sueltos forzados y cinco balones sueltos recuperados. Fue seleccionado al Pro Bowl en el 2015, cuando los Panthers terminaron 15-1 en la temporada regular y llegaron al Super Bowl.