Cuarón, al fin, filma en México

El cineasta mexicano Alfonso Cuarón dijo que filmar en la Ciudad de México Roma, su nueva película, era una “deuda” que tenía con México, en el que no grababa desde hace 16 años.

“Siempre he querido regresar a la Ciudad de México y Roma es muy especial porque habla de los años de mi infancia”, manifestó en una conferencia de prensa. “Para mí esto fue más que regresar a México, fue un proyecto en el que tuve cosas muy a flor de piel y una cuestión de deuda con el país”, agregó.

Acompañado por el director de arte y su compatriota Eugenio Caballero, el oscarizado director de cine agradeció a las autoridades capitalinas por la ayuda y los permisos concedidos para la filmación de Roma, cuya historia está ambientada en la década de 1970.

Asimismo, pidió disculpas por las molestias que el rodaje pudo haber causado a los transeúntes y capitalinos, que tras el inicio de las grabaciones en septiembre del año pasado, se quejaron del cierre de calles o vías, así como de las afectaciones a algunos comercios.

“Intentamos en todo momento disminuir esas molestias”, dijo ante la prensa en el Museo de la Ciudad de México.

Cuarón, que ganó el Oscar a mejor director en 2013 por Gravedad, señaló que pese a algunos inconvenientes, muchas personas de la Ciudad de México apoyaron en la realización de Roma.

“Además de la logística, aportada por las autoridades, hay una parte humana que hace especial filmar en esta ciudad”, dijo. “La ciudad es un personaje. Para mí, filmar en la Ciudad de México era una necesidad”, aseveró.

El director señaló que era importante para él hacer Roma en México, dado que la última película que rodó en su país fue Y tu mamá también (2001).

“Regresé a México para hacer la película que he soñado”, dijo para luego explicar que retornó con los recursos necesarios que le dio Gravedad, a la que catalogó como “su caja de cereal con premio incluido”.

Cuando le preguntaron si hubo algo que le sorprendió de la Ciudad de México a su regreso, Cuarón respondió que no hubo mucho, excepto el “problema de obesidad” que hay en la capital mexicana.

“Algo que me llamó la atención fue el problema de obesidad que tenemos. En los 70’s éramos una ciudad de flacos”, indicó. También confesó que pese a vivir en el extranjero sigue pensando “no como mexicano, sino como chilango”, como se les dice coloquialmente a los capitalinos. Antes de culminar la conferencia, el director de “Niños del hombre” pidió a los medios no dar demasiada cobertura al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su retórica hostil hacia México.

“¿Por qué tienen que darle tanto tiempo a ese señor? No lo ayuden. No le den cabida en sus noticias”, dijo.