Jesee & Joy ganan Grammy

LOS ANGELES, CA - FEBRUARY 12: Recording artists Jesse Huerta (L) and Joy Huerta of Jesse & Joy, winners of Best Latin Pop Album for 'Un Besito Mas,' pose in the press room during The 59th GRAMMY Awards at STAPLES Center on February 12, 2017 in Los Angeles, California. (Photo by Frederick M. Brown/Getty Images)

 

Se consagraron el domingo en los premios Grammy con un nuevo gramófono dorado para “Un besito más”.

El dúo de hermanos mexicano-estadounidense, que el pasado noviembre se alzó con el Latin Grammy al mejor álbum vocal pop contemporáneo por esta producción, obtuvo el Grammy anglo al mejor álbum de pop latino.

“Voy a tratar de que no se me haga costumbre llorar siempre”, expresó Joy, la vocalista del par, sin poder contener las lágrimas.

En un emotivo discurso le dedicó el galardón a su difunto padre, para el cual compusieron el tema homónimo del disco, y a “todos los hispanos, todas las minorías, estamos con ustedes”, expresó. “Estamos muy orgullosos de ser mexico-estadounidenses”.

Momentos antes, en su paso por la alfombra roja, Joy, quien se ha expresado en contra de los planes del presidente Donald Trump para construir un muro que separe a México de Estados Unidos dijo que es momento de buscar la unión y apoyar a la comunidad hispana.

“Los tiempos difíciles como los que enfrentamos son decisivos”, dijo a The Associated Press. “Creo que esto sacará lo mejor de nosotros y cuando digo nosotros me refiero a los artistas. Podemos convertir esto en arte y podemos hacer que trascienda. … Es momento de unirnos, lo hemos dicho muchas veces, si todas las minorías se unen no somos una minoría para nada”.

El Grammy al mejor álbum de jazz latino fue para Chucho Valdés por “Tribute to Irakere: Live In Marciac”. El músico cubano le dedicó el premio a su esposa y productora Lorena, quien lo acompañó a aceptar el gramófono.

Los ganadores del Grammy en las categorías de música latina se anunciaron durante la llamada “Premiere”, una ceremonia previa a la gala televisada que se transmite solo por internet, en la que se reparten la mayoría de los galardones.

La cantautora mexicana Carla Morrison, que estaba nominada a mejor álbum de rock, música urbana o alternativa latina por “Amor supremo”, hizo alarde de su potente voz durante la ceremonia, en la que interpretó el sensual tema “Un beso” acompañada de un grupo de indígenas nativos estadounidenses. “Arriba México señores”, dijo al terminar su actuación.

“No pensábamos que iba a pasar y de momento pasó, nos emocionábamos, nos abrazábamos, nos besábamos, estábamos bien contentos todos”, dijo en entrevista telefónica desde Puerto Rico, donde había tenido una presentación la noche anterior. “Es algo que es difícil de procesar”.

Vicente Fernández se alzó con el tercer Grammy de su carrera, al mejor álbum de música regional mexicana (incluyendo música tejana) por “Un azteca en el Azteca, Vol. 1 (en vivo)”, mientras que el premio al mejor álbum de música tropical fue para los boricuas de José Lugo & Guasábara Combo por “¿Dónde están?”. Fue una pregunta que probablemente muchos se hicieron: ambos ganadores estuvieron ausentes.

“Muy feliz y agradecido con @RecordingAcad por este premio Grammy ¡pero sobre todo con mi gente! #UnAztecaEnElAzteca #ChenteSigueSiendoElRey”, tuiteó Fernández, de 76 años, quien se despidió de los escenarios en abril de 2016 con el concierto que se convirtió en “Un azteca en el Azteca”.

La guatemalteca Gaby Moreno, quien estuvo nominada en la categoría de mejor álbum pop latino, fue una de las más elegantes en la alfombra roja con un vestido con trasparencias en color crudo y cuentas grises.

“Es increíble porque saqué este disco hace unos meses y es tan reciente que todo esto es inesperado, estoy viviendo un momento muy surreal, porque he soñado con esto desde que era niña”, dijo Moreno a la AP. “Me emociona compartir las nominaciones con Jesse & Joy, Laura Pausini que la amo, Diego Torres … todos son increíbles, así que estoy muy agradecida”.