Primer filme mexicano grabado con un iPhone gana premio en Morelia

El más reciente trabajo de Marcelo Tobar llegó al Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) con la etiqueta de ser el primer filme mexicano en la historia realizado con un iPhone. El cineasta, quien se caracteriza por un estilo irreverente y sin concesiones. Esta cinta, bajo el título de “Oso polar”, ayer ha ganado el Premio como Mejor Largometraje Mexicano en este famoso festival.

Aquí, una pequeña muestra del filme ganador:

“Oso polar” se centra en la historia de Heriberto, quien da aventón a dos viejos amigos de primaria a una reunión generacional, durante el trayecto, lleno de desperfectos, anécdotas y alcohol, Heri intenta reconectar con ellos pero Flor y Trujillo, quienes replican la misma dinámica abusiva que tenían contra él cuando eran niños; una relación racista y clasista. Heri, quien ya no es el mismo sumiso de antes, va a proveerles la sorpresa de sus vidas.

“Es una película con la que me di cuenta de que se cambian las reglas del juego por completo. Cuando decidí firmarla, hablé con Elsa Reyes (productora) y en seis meses ya estábamos creando. Primero pensamos que esto iba a ser para YouTube pero después evolucionó el proyecto y escribí el guion alrededor de la idea del celular sin que la realidad nos rebasara un poco y sabiendo que íbamos por una estética distinta y otro sentido”, expresó el cineasta Marcelo Tobar, en conferencia de prensa luego de la presentación del filme.

“Desde su origen Oso Polar fue una película poco ortodoxa: consolidamos el presupuesto a través de un exhaustivo crowdfunding en Fondeadora y diseñamos el guion para filmar con dos iPhone de segunda generación”, añadió en una entrevista posterior, sobre su filme protagonizado por Humberto Busto, Verónica Toussaint y Cristian Magaloni, en el que además actúan otros como Fernando Álvarez Rebeil, Harold Torres, Muriel Ricard y Luis Alberti.

El realizador recordó que el origen de este filme se dio a raíz de un reencuentro con amigos de la infancia y una retrospectiva sobre su propia historia en ese encuentro lo que lo llevó a inspirarse en la creación de los personajes de su filme que siempre son víctimas de otros seres humanos.

“Tuve una reunión de primaria y eso me despertó. Me di cuenta de que tenía una imagen mía que era muy distinta a la que mis compañeros tenían de mí, a partir de las cosas que me contaron. Descubrí que había vivido desde los siete años con cosas no resueltas. Empecé a soñar con eso y supe que debía contarlo en mi futura película con personajes que no son villanos y que simplemente cada uno de ellos es bulleado por otra persona”, comentó.

“Esa fiesta me despertó cosas muy densas. Yo tenía una imagen de mí mismo como niño que era muy distinta a la realidad. Te das cuenta que no tienes cosas resueltas desde que tenías 7 años (…) Después de un rato vi como los que eran tímidos lo seguían siendo y los bullies, también. En realidad somos los mismos aunque vamos pensando que nosotros sí vamos creciendo y los demás no. Fue una expiación del pasado”, añadió.

Marcelo Tobar ha escrito, dirigido y coproducido sus dos primeras películas independientes: “Dos mil metros” (sobre el nivel del mar) (2008) que se estrenó en la Cineteca Nacional logrando seis semanas en cartelera y Asteroide (2014).

“Oso Polar”, que también formará parte del Festival de Cine de la Habana, será estrenado el 10 de noviembre en la Cineteca Nacional y en el circuito de salas alternativas, como Cine Tonalá.