Una sinfonía de recuerdos

Con una gran expectativa inició la séptima temporada del proyecto llamado Microteatro que rompe con el teatro convencional al ofrecer una interacción directa con los actores mediante propuestas de no más de 15 minutos de duración, en un espacio de aproximadamente 15 metros cuadrados. El objetivo principal es abrir camino a todo tipo de escritores, desde profesionales, hasta amateurs. En esta ocasión el tema de las representaciones es “Por fantasía”.

Dentro de este marco se presenta la obra Sinfonía de un recuerdo en el ropero, escrita y dirigida por Eduardo Cortés, que incluye a un elenco de primera: Gustavo Egelhaaf, Aarón Balderi, Diego Alfonso y alternando funciones
 Alejandra Bogue y Bricia Orozco.

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a algunos de los actores así como a su director, quienes nos abrieron las puertas de su propio ropero para mostrarnos un poco de su personalidad.

 

Gustavo Egelhaaf

 

¿Quién es Gustavo?

Es un chavo que se levanta todos los días con la intención de ser una mejor persona de la que se durmió ayer. Es un chavo que le echa muchas ganas, es un chavo muy luchón y muy soñador que es algo que comparto mucho con esta obra. Siempre me veo a mi mismo en el espejo como ese niño chiquito de ocho años que quería ser actor, y de verdad hay días en donde estoy compartiendo con actores con los que siempre soñé trabajar, a quienes veía en las películas antes de conocerlos… y cuando ya estamos trabajando juntos en una producción como que hay un chip que cambia y me dice “no manches estoy aquí, estoy con ellos y nos la estamos pasando chingón pero… ¿sí es, no es, no estaré soñando y me voy a levantar de nueve años en los noventa?”. Pero gracias a dios sí es verdad.

 

¿Cuál es tu visión del teatro en nuestro país?

A mí me parece que el teatro en México tiene muy buena calidad, el problema radica en que depende qué tipo de teatro estés viendo porque si de pronto te vas hacia los musicales que tienen unas grandes producciones pues toman decisiones distintas y mucha gente cree que ese es el teatro en México; pero en realidad hay un teatro alternativo, como Microteatro por poner un ejemplo, que tiene una propuesta distinta y la gente debería acercarse a esas alternativas de teatro que creo que tienen propuestas muy interesantes y eso es importante: que la gente sepa que existe un teatro en México que no es el que ven en los “bilboards”, que sí existe otra propuesta de teatro con gente muy, muy talentosa.

 

¿Qué tan difícil es abrirte un espacio en esta competencia contra los “monopolios del teatro en México?

¿Viste la película The Hunger Games? Pues es algo así, un casting es algo así; el chiste es ser Katniss Everdeen, el chiste es al final terminar vivo, porque así de encarnizada es la lucha, es impresionante. Creo que esta es una carrera de obstáculos pero al final es de resistencia, yo ya llevo diez años acá en el DF y sí es estar picando piedras, tocando puertas, no va a ser a la primera; a mí me da mucha risa este asunto de que es “una carrera de moda” porque la moda se les acaba muy pronto porque se dan cuenta de que no es exactamente lo que esperaban, no eres el hijo de “chuchito”, no tienes las palancas y si las tienes necesitas un talento que respalde eso porque si no tu oportunidad se va, es decir tienes tu entrada pero también tu salida; y el talento siempre prevalece. A mí me gusta ser optimista con eso, yo llegué sin conocer a nadie, llegué con una mano adelante y otra atrás, al final del día somos una generación que le fue chingando y chingando y hemos visto gente ir y venir, por eso es una carrera de resistencia. Sí es muy difícil romper con los monopolios y sobre todo estar en la posición que todo mundo espera que estés. Este asunto entre los actores de “inventarte historias de fama” ¡sí existe!, sí te encuentras con gente que busca una posición, sin embargo en esta carrera nunca hay que creértelo del todo. Al final del día venimos de donde venimos, tenemos que echarle ganas, somos chambeadores y tenemos que estar orgullosos de eso; no de qué marca de ropa o de auto tienes, esas son tonterías. Esta es una carrera muy bonita y muy entrañable para los que realmente tienen la pasión de hacerlo, los que quieren ser famosos que hagan fila afuera de alguna televisora.

 

¿Cómo ha sido tu experiencia en esta obra?

A mí me llegó esta obra en un momento muy importante de mi vida, porque estaba teniendo lo que la gente piensa que es mucho éxito con películas, con premieres, con ir a las alfombras rojas, con las entrevistas y la verdad es que eso no te da lo que tú quieres; todo mundo me decía “te está yendo increíble” Pero en realidad no estaba haciendo nada de lo que me sintiera orgulloso porque eso ya lo había hecho hace tiempo, y de pronto llega esta obra y es una válvula de escape creativa para soltar toda esa energía que estaba guardando mientras me preguntaba: ¿cuándo va a llegar un proyecto en donde pueda expresar todo esto que tengo dentro?; y así llegó Sinfonía de un recuerdo en el ropero, en donde interpreto a dos personajes por lo que me da la oportunidad de jugar y crecer como actor, es como estar en la escuela pero en recreo todo el tiempo.

“Si vienes a las cuatro de la tarde, voy a comenzar a ser feliz desde las tres”.

Gustavo Egelhaaf

 

FUNCIONES:

Jueves y Viernes: 8:05, 8:35, 9:05, 9:35, 10:05, 10:35 pm

Sábado: 7:05, 7:35, 8:05, 8:35, 9:05, 9:35 pm

Domingo: 6:05, 6:35, 7:05, 7:35, 8:05, 8:35 pm

ROBLE #3

COL. SANTA MARÍA LA RIBERA

MÉXICO, DF

2 Comentarios

Dejar respuesta